En el marco del cierre del «Proyecto retoños», los padres y los alumnos de 6º Naturales y las salas maternales A y B de la Sede Llavallol intercambiaron experiencias de su paso por el Colegio. Los que llegan y los que se van dejaron su huella en Euskal Echea plantando un jacarandá, símbolo de fortaleza, permanencia y respeto a la vida y a la casa común.