Tropas argentinas desembarcaron en las Islas Malvinas el 2 de abril de 1982, con el fin de recuperar la soberanía arrebatada por fuerzas británicas en 1833.